Mohammed Khatib, miembro del Comité de Seguimiento del Movimiento Ruta Alternativa Revolucionaria Palestina (Masar Badil), dijo que el enfoque correcto para el movimiento de liberación nacional palestino al tratar con Mahmoud Abbas y su cohorte sólo puede ser responsabilizarlos y aislar a este grupo derrotado, en el camino de derrocar el proyecto de la Autoridad Palestina de «autogobierno».

Señaló que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, actúa como un agente designado por el colonialismo sionista, y su reciente reunión con el ministro de guerra sionista Benny Gantz, que tuvo lugar en Tel Aviv, es una nueva confirmación del papel de la autoridad títere. La consideramos una fuerza hostil al pueblo palestino, una herramienta de liquidación de la causa palestina y una parte integral del sistema económico y de seguridad israelí.

Khatib dijo que la reunión Abbas-Gantz se produce en el marco del enemigo sionista y de Estados Unidos para rescatar a la Autoridad de Oslo, que ha empezado a desmoronarse y a resquebrajarse debido al rechazo popular palestino al planteamiento de exclusión, opresión y corrupción, por un lado, y a la escalada del levantamiento popular y la valiente resistencia en los guetos de la Palestina ocupada, por otro, especialmente tras el asesinato del luchador Nizar Banat.

Hizo un llamamiento a los dirigentes de las fuerzas de resistencia armada palestinas para que establezcan un frente nacional unificado en lugar de confiar en la llamada «reconciliación» con la Autoridad Palestina, que consideramos una pérdida de sangre y de tiempo.

Khatib añadió que la escalada de represión practicada por las fuerzas de ocupación y sus subordinados de la Autoridad Palestina títere contra los luchadores en Cisjordania, especialmente contra los presos liberados, ha incluido la prohibición de las reuniones masivas para celebrar la liberación de los presos, la confiscación de pancartas de la resistencia, una práctica de detenciones políticas, la persecución del movimiento estudiantil y otras prácticas que dan prioridad a las preocupaciones e intereses del proyecto sionista, cuyo ejército ha desplegado recientemente tres batallones en el norte y el centro de la Cisjordania ocupada al convocar a Abbas a Tel Aviv.

Khatib subrayó que el fortalecimiento de esta cooperación entre las «dos partes» significa que Gantz quiere facilitar el papel de las fuerzas de seguridad que desempeñan el papel de perro guardián que protege los asentamientos sionistas, trabajando día y noche para atacar a las fuerzas y cuadros de la resistencia. En este contexto, el enemigo sionista también quiere perpetuar esta relación útil con el sector de Oslo y darle algunos privilegios y pequeños sobornos para que pueda cumplir su papel de agente totalmente dependiente de las decisiones de la ocupación.

Señaló que la intensificación de las diversas formas de resistencia dentro y fuera de Palestina es una garantía para lograr la unidad nacional en el campo de la acción y la lucha popular. Esto se logró como una realidad en el valiente levantamiento popular del pasado mes de mayo, cuando la acción revolucionaria y popular se integró en toda la Palestina ocupada y en la diáspora.

Khatib hizo un llamamiento a todas las fuerzas y organizaciones que participan en el Movimiento de la Ruta Alternativa Revolucionaria Palestina para que redoblen su papel en el próximo año. La misión y el papel de la diáspora palestina en el aislamiento y el boicot a la «Autoridad Palestina» de Oslo y en la confrontación con el enfoque de la normalización y la corrupción no pueden separarse de la creciente lucha dentro de la Palestina ocupada, ya que nuestra responsabilidad nacional requiere enfrentarse al movimiento sionista y a sus agentes dentro y fuera de Palestina.

Compartir
Twittear
WhatsApp
Telegram
Compartir
Email
Print
Buffer