Fundamentos de la lucha

Documento de los fundamentos de la lucha de la Conferencia Nacional Palestina en la Diáspora.

 

Primero: Palestina, con sus fronteras históricas, es una unidad territorial única, en la que no se hace distinción entre lo que cayó bajo la ocupación sionista en 1948 o 1967. Es una parte integral de la gran patria árabe. Es el hogar natural del pueblo palestino.

Segundo: La catástrofe que vive el pueblo palestino desde 1947, incluyendo el desarraigo, el desplazamiento, la limpieza étnica, la negación del retorno, la colonización y el desmantelamiento de las estructuras sociales, económicas y políticas de la sociedad palestina, representa una injusticia histórica constante y continua practicada por el movimiento sionista, apoyado por el imperialismo global y las fuerzas locales reaccionarias.

Tercero: No puede haber fin de la injusticia histórica y continua infligida al pueblo palestino, excepto mediante la plena aplicación del derecho al retorno del pueblo palestino a sus hogares originales, la recuperación de todos sus derechos  y la obtención de una compensación por todos los delitos que se han cometido en su contra.

Cuarto: El pueblo palestino, en su lucha por la liberación de su tierra, su retorno a ella y su autodeterminación, se organizó en el marco de la Organización para la Liberación de Palestina y definió sus objetivos y medios de lucha en la Carta Nacional aprobada en la cuarta sesión del Consejo Nacional (El Cairo, 17 de julio de 1968). Cualquier enmienda a esta carta que afecte la liberación total y el retorno total se considera inválida, nula y rechazada.

Quinto: Todos los acuerdos, entendimientos y arreglos pactados desde la Conferencia de Madrid (1991) se consideran nulos, sin efecto y rechazados. No hay legitimidad para ningún proyecto palestino a menos que se adhiera a los siguientes principios:

A) La tierra de Palestina es una única unidad.
B) El retorno de refugiados y personas desplazadas a sus hogares originales, restauración de sus propiedades y compensación por lo perdido.
C) El derecho del pueblo palestino, dondequiera que se encuentre, a determinar su propio destino en la tierra de Palestina.

Sexto: La relación entre los diversos componentes del pueblo palestino, en el territorio de Palestina y en la «diáspora», es una relación integradora. Y cualquier  «peculiaridad» en  cualquier campo, es para mayor integración creativa de los roles de lucha, que conduce al logro de la total liberación de Palestina.

Séptimo: El pueblo palestino, que lucha contra un proyecto colonial sionista apoyado por todas las fuerzas imperialistas y reaccionarias, extrae lecciones y hereda los logros y legados de los movimientos globales de liberación nacional y es compañero y camaradas de todos estos movimientos.

Octavo: Todo intento de bloquear o reprimir el progreso de la lucha del pueblo palestino, en cualquier forma, constituye complicidad y apoyo a los crímenes del colonialismo sionista que se cometen a diario contra el pueblo palestino.

Noveno El pueblo palestino, reconociendo su papel como vanguardia del movimiento de liberación árabe en la lucha contra el imperialismo y el sionismo, hace un llamado a todas las fuerzas democráticas y progresistas y movimientos populares del mundo para que brinden todas las formas de apoyo a la lucha por lograr sus plenos derechos y la liberación nacional.

Contáctenos llenando el siguiente formulario

Compartir
Twittear
WhatsApp
Telegram
Compartir
Email
Print
Buffer