Masar Badil: la voluntad de nuestro pueblo es más fuerte que la ocupación y más grande que sus agentes títeres

Las amenazas de la autoridad a personalidades y fuerzas nacionales revelan la función de la entidad de Oslo

La represión aumenta el aislamiento de la autoridad y acelera la caída del proyecto de autonomía.

El Comité Preparatorio de la Conferencia de la Ruta Alternativa Palestina considera que la política de represión, amenaza e intimidación de las fuerzas y aparatos palestinos afiliados a la autoridad y al movimiento Fatah expresa la naturaleza y función de los aparatos de seguridad de la autoridad como agentes del colonialismo sionista en la ocupada Cisjordania.

Al concluir su reunión semanal, el Comité Preparatorio confirmó que la amenaza de la Autoridad Palestina a las figuras nacionales dentro del interior ocupado en 1948 y el ataque a las fuerzas y organizaciones juveniles en Europa y América del Norte debido a sus posiciones de rechazo de la represión y condena del asesinato del intelectual palestino Nizar Banat, confirma el papel funcional asignado a la Autoridad Palestina desde su establecimiento en las despachos de la vergüenza y la oscuridad en Oslo y Washington, también revela su proyecto de seguridad, que ha comenzado a resquebrajarse y desintegrarse y está apunto de colapsar.

El comité preparatorio declara que: «El comunicado emitido por un grupo autodenominado «Asociación de Veteranos de la Revolución «, que incluyó amenazas que ofenden a nuestros compañeros en el movimiento de “Abnaa Al Balad” en el  interior de los territorios ocupados en el 48, y las amenazas claras y explícitas que incluye dicha declaración sospechosa refleja la imagen de la Autoridad Palestina, que es patrocinada por la entidad enemiga y financiada por una agencia de inteligencia y fuerzas estadounidenses hostiles a nuestro pueblo.”

El Comité deploró la posición de los órganos de la Autoridad Palestina, que no solo cometió un crimen arroz al asesinar al activista revolucionario e intelectual Nizar Banat, sino que continuó la política de represión, tortura, abuso y arresto que afectó a cientos de hombres y mujeres manifestantes, y el uso de las armas por parte de matones, acosadores y métodos de regímenes que fracasaron y desaparecieron, tratando de distorsionar la imagen de las mujeres activistas y combatientes. Y por si no fuera suficiente se atrevieron a agredir física y verbal a los manifestantes frente a la embajada de la autoridad en Beirut y amenazan a organizaciones juveniles y populares en Líbano, Europa, Estados Unidos y otros.

El comité dijo: «Cada paso que da la autoridad contra la libertad de opinión y expresión constituye una evidencia adicional de la profundidad de la crisis de la autoridad y expone este comportamiento cobarde que está lejos de la moral palestina y contradice el espíritu de nuestro pueblo que respeta el pluralismo político e intelectual en nuestra sociedad.»

El Comité Preparatorio consideró que la declaración sospechosa que ofendió a los compañeros del movimiento Abnaa al-Balad solo aumenta el aislamiento de la autoridad corrupta. Revela más sobre el alcance de su declive y acelera la caída del plan de Oslo para siempre, para pasar a una nueva etapa de lucha y enderezar la brújula nacional hacia toda Palestina y todo el pueblo.

El comité pidió a todas las organizaciones y fuerzas afiliadas a él que no se involucren en debates en los sitios de redes sociales que tienen como objetivo desviar y distorsionar la verdad, sino que continúen las actividades nacionales unitarias organizadas contra los crímenes y la política de la ocupación, y apoyar el movimiento de nuestro pueblo en la Jerusalén ocupada y Cisjordania, y secundar al movimiento cautivo que libra una batalla diariamente frente al carcelero sionista,  lanzar iniciativas populares para participar en la reconstrucción y respaldar a nuestro firme pueblo en la Franja de Gaza, llamando a todos los patriotas a cumplir la voluntad del mártir Nizar Banat y a una amplia participación popular frente a la ocupación y la autoridad acólita que traspasó todas las líneas rojas.

Compartir
Twittear
WhatsApp
Telegram
Compartir
Email
Print
Buffer